ilusion_motorHoy, he tenido una reunión de trabajo, en la que me han perdido que forme a un grupo de comerciales y en la que he escuchado una frase que suscribo al cien por cien: «Uno de los motores de las ventas es la ilusión». Se refiere, por supuesto, a la ilusión de los vendedores.

Resulta gratificante y casi transgresor escuchar que una de las variables que influye en las ventas no se puede medir o es de difícil medida.

Está claro que ilusión es una palabra muy amplia que depende de otras variables. Creer en los proyectos, sentirse capaz de llegar a los retos, confiar en el resto del equipo…

En mi opinión la ilusión es más como el combustible, no el motor. Sin ella la máquina no funciona, pero la máquina requiere técnica, procesos, saber hacer. Probablemente muchas empresas, las ópticas también, adolecen de alguno de los dos factores: máquina (motor) o gasolina (ilusión).

Creo que parte del éxito de la formación que realizamos en Vender es cool se debe a que ayudamos en ambas parcelas. Engrasamos motores y llenamos el depósito.